7 consejos para mejorar tu reputación online ya

El concepto de reputación online ha evolucionado desde que Andy Beal lo acuñara allá por el año 2007 y junto con Francesc Grau y otros early adopters intentáramos popularizarlo y divulgarlo en España (en mi caso con la publicación de la primera edición de ‘Reputación Online para Tod@as‘).

Cuando hablamos de nuestra reputación online, estamos hablando de mucho más que nuestro posicionamiento: se trata de la calidad de nuestra huella digital y cómo ésta conforma nuestra identidad, imagen y prestigio en Internet y las Redes Sociales.

Para mejorarla de forma inmediata – y basado en la experiencia de estos últimos 12 años – propongo la adopción de estos siete principios para que guíen todas vuestras interacciones online.

¿Qué se desprende de tu huella digital?

Consejo nº 1

No idolatres ni te aferres a ninguna doctrina o ideología. Ningún sistema filosófico es la verdad absoluta, y – como nos recordaba Sir Karl Popper – ‘nuestro conocimiento sólo puede ser finito, por lo que nuestra ignorancia ha de necesariamente infinita‘.

Exprésate con libertad, pero sé siempre flexible y huye de toda rigidez o dogmatismo en lo político, religioso, ideológico, etc.

Consejo nº 2

Evita estar limitada a tus opiniones presentes. Reflexiona por un instante: ¿cuántas veces has cambiado de opinión a lo largo de tu vida? ¿Muchas, verdad? Aprende y ejercítate en no estar enganchada a ellas para que puedas estar abierta a recibir y considerar las de los demás.

Para implementar este consejo, te recomiendo que escribas en un post-it o en una nota en tu smartphone (Google Keep es una buena opción) ‘¿Estás segura?’, y lo leas antes de publicar nada online.

Y si en el pasado has expresado opiniones con las que ahora estás en completo desacuerdo, haz lo posible por eliminarlas.

Consejo nº3

No fuerces nunca a los demás a adoptar tus puntos de vista, ni utilices para ello la coacción o la amenaza ni des rienda suelta a tu ira.

El enzarzarse en debates y peleas estériles en las redes sociales es una de las formas más rápidas y expeditivas de publicar contenidos digitales que más pronto que tarde se pueden volver contra nosotros y dañar nuestra imagen.

Respeta los puntos de vista ajenos, y si precisamente te parecen fanáticos o estrechos de miras, practica un diálogo compasivo y aporta información lo más objetiva e imparcial posible.

Consejo nº4

Utiliza dos de las fortalezas de carácter que ya posees – la honestidad y la humildad – y descríbete siempre de forma auténtica. No exageres ni mientas con respecto a tus valores, tus habilidades ni tus logros, ni pretendas ser un experto de lo que no eres.

Puede que la egolatría funcione en el caso de las ‘celebrities’, pero los mejores profesionales que conozco se distinguen precisamente por no practicar el autobombo y dejar que su trayectoria y contenidos hablen por sí mismos.

Consejo nº5

No generes, compartas, divulges ni te asocies de ninguna forma con las ‘fake news’. Los daños que estos causan son difíciles de cuantificar, pero especialmente en nuestro contexto actual son responsables de mucha confusión y sufrimiento innecesarios.

Ante la duda, peca por exceso antes que por defecto y no viralices noticias o información de dudosa procedencia o poco o mal acreditada. Además, contribuirás a reforzar tu credibilidad pro-activamente si denuncia todas las fake news con las que te encuentres.

Consejo nº6: Practica la transparencia… con moderación

La transparencia es uno de los mantras modernos de la comunicación corporativa y de la comunicación online. El secretismo rara vez nos ayuda, y un nivel sano de transparencia contribuye positivamente a la fiabilidad y veracidad de nuestro perfil o el de nuestra organización.

Sin embargo, es un error llevar la transparencia al extremo y convertir tu huella digital en tu ‘Gran Hermano’ particular. Tienes que ejercer un buen criterio a la hora de no compartir imágenes, videos, stories u otros contenidos que supongan un riesgo evidente e innecesario para tu branding.

Consejo nº7: No pagues bajo ningún concepto por likes, followers o reseñas positivas

¿Recuerdas aquello de ‘se coge antes a un mentiroso que a un cojo’? Si compras seguidores, likes o reseñas te expones a ser expuesto como un falso que no es capaz de generar interés por su valor propio o el de sus contenidos.

Además, la mayoría de los ‘falsos seguidores’ suelen ser spammers y te expones cada vez con más frecuencia a que tus cuentas en las redes sociales sean bloqueadas temporalmente o incluso cerradas definitivamente.

Conclusión

Tu reputación online es importante, ya que la reputación es el activo intangible más importante con el que todos nosotros contamos. Los beneficios que te puede reportar una buena reputación online a menudo se ‘cobran’ en momentos clave de tu vida: la entrevista de trabajo, el emprendimiento, el ascenso en tu empresa, etc.

Te invito a considerar los siete consejos que he compartido y te agradeceré si a su vez tú compartes otros que te parezcan de igual o mayor importancia. Te quedaré muy agradecido.

Oscar Del Santo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *