La Higiene Mental: clave de tu éxito

No creo necesario tener que comenzar haciendo un alegato en favor de la higiene física o corporal: ninguno de nosotros podría vivir en sociedad si renunciara a ella. Además, y como nos mostró la Edad Media, la proliferación de enfermedades que generaría su falta sería de tal calibre que las autoridades poco menos que la impondrían antes de sufrir las consecuencias.

La higiene física tiene unas características determinadas que la sociedad va transmitiendo a sus miembros desde pequeñitos:

  • Tiene un carácter repetitivo permanente para su mantenimiento
  • Consideramos que la podemos ‘perder’ en cuanto sufrimos los efectos más desagradables de su falta
  • Realizamos una inversión de tiempo, dinero y esfuerzo en ella
  • Nos ayuda y distingue para una mejor y mayor adaptación e integración sociales

La Higiene Mental: justa y necesaria

Si consideramos del todo necesaria la higiene corporal y nuestra sociedad se asegura de transmitir fielmente las secuencias necesarias a sus nuevos miembros, lamentablemente nos encontramos con que no ocurre lo mismo en lo que definiría como ‘higiene mental’: la necesaria limpieza y regeneración de nuestra mente para asegurarnos que funciona de manera óptima y permanece sana, motivada y alineada con nuestra salud psicológica.

Esto resulta de particular importancia en una época como la nuestra en la que nuestras mentes están siendo bombardeadas por cantidades ingentes de información, todos estamos sometidos a niveles más o menos elevados de estrés y hay un intento concertado por manipularnos (por parte de publicistas, medios de comunicación, políticos, etc.). Pretender que nuestra mente mantenga su salud y nivel óptimo por sí sola sin un esfuerzo decidido y periódico por nuestra parte es una temeridad: la multiplicación de problemas de salud mental en nuestra sociedad es un buen ejemplo de ello.

Tu mente también necesita ‘higiene’ periódica de motivación, positividad, resiliencia, etc.

La Higiene Mental: clave para manifestar el mejor ‘tú’

La mejor versión de ti mismo/a requiere de una higiene mental por tu parte. Está demostrado que cuando actuamos desde un estado mental óptimo rendimos mucho mejor y nuestra inteligencia emocional opera como una guía que nos lleva a las personas y situaciones ideales para nuestro desarrollo. Y es que una escasa higiene mental hace muy difícil el correcto funcionamiento de una de nuestras principales aliadas: la intuición.

¿Cuál debería ser el objetivo de una buena higiene mental? Sin duda el mantener nuestras mentes con grados óptimos de motivación, positividad y resiliencia que nos ayuden a afrontar las muchas y a veces complicadas tareas a las que nos enfrenta la vida moderna.

Y es que como solía decir el gran vendedor estadounidense Zig Ziglar, con la positividad ocurre como con el buen olor corporal: tiende a desaparecer tras unos días hasta que volvemos a aplicar las dosis ideales de productos adecuados para mantenerlo. Por decirlo de otra manera, nuestra automotivación debe ser constante. ¿Y qué diremos de los sentimientos de paz interior o alegría? ¡Exactamente lo mismo! Los necesitamos con nosotros a demanda, y no sólo cuando milagrosamente aparecen por sí solos en nuestras vidas.

Si como repite Anthony Robbins ‘el éxito deja huellas’, no lo es menos que las personas más exitosas de la historia en sus diferentes campos han tenido algo en común: la capacidad de generar pensamientos y sentimientos positivos en momentos clave en los que muchos otros se habrían derrumbado ante la presión. Y eso lo han conseguido gracias a una excelente higiene mental. Pregúntaselo a Rafa Nadal o a otro deportista de élite cuyos éxitos sean trascendentes.

La Higiene Mental: elementos clave

¿Cuáles deberían ser los elementos clave de tu higiene mental?

  • Dosis diarias de positividad y motivación
  • Visualización de tu mejor versión futura a punto de manifestarse
  • Alineación de tu ser con sentimientos positivos y expansivos
  • Dar a tu cerebro los mejores alimentos y suplementos para su funcionamiento óptimo
  • Respeto hacia todas tus experiencias vitales, que ocurren por alguna razón, pero relativización de las mismas ante tu orientación y rumbo
  • Identificación de pautas y conductas que apuntan a problemas de salud mental que requieran más que una simple ‘higiene’

¿Quiénes te pueden ayudar más a conseguirla? Las personas que te quieren son un buen punto de partida. Después están los profesionales como un coach o psicólogo con los que puedes trabajar periódicamente para dar lo mejor de ti mismo. Pero finalmente, tú deberías ser la principal fuente de tu automotivación, aplicando las mejores ‘tecnologías de la mente’, aprendiendo sus mejores trucos y prácticas y asegurándote de que tu cerebro recibe como mínimo el mismo cuidado que das a tu cuerpo.

Sigue leyendo y pronto te contaré más sobre algunas de esas fascinantes ‘tecnologías de la mente’ y cómo las aplicamos en campos de alto rendimiento como el deporte, la vida corporativa y otros. ¡Hasta pronto!

Oscar Del Santo

Hello! I am a solution-focused 3.0 polymath /
¡Hola! Soy un consultor, formador y coach especialista en comunicación digital. Centrado en las soluciones y no en los problemas.

Hasta el momento he escrito tres libros sobre Twitter, la Reputación Online y el Marketing de Atracción o Inbound Marketing.

He sido profesor de varias Universidades y de programas exitosos en empresas, centros de formación e instituciones en Inglaterra, España y Latinoamérica. Actualmente privilegiado de enseñar Nuevas Tecnologías y Marca Personal en la Escuela Universitaria del Real Madrid - Universidad Europea.

Contáctame si puedo ayudarte en oscar@oscardelsanto.net
Oscar Del Santo

3 comentarios en “La Higiene Mental: clave de tu éxito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *